header scripts tz toolkit
SOÑEIRO fisioterapia

Recuperación Funcional

Las terapias de rehabilitación funcional más habituales que aplicamos en SOÑEIRO Fisioterapia son:

– Terapia de masajes
– Terapia manual
– Neurodinamia
– Reeducación propioceptiva
– Vendajes funcionales y kinesiotaping

Dichas terapias de recuperación y rehabilitación van dirigidas tanto a deportistas como a personas lesionadas a consecuencia de accidentes domésticos o laborales, o a patologías del aparato locomotor, del sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular, u otras causas, tratando procesos como:

  • Lesiones óseas, articulares, o músculo-tendinosas, producidas en el ejercicio del deporte, por accidentes laborales o domésticos, o derivadas de enfermedades degenerativas
  • Problemas de la columna vertebral o de las extremidades.
  • Después de intervenciones quirúrgicas traumatológicas
  • Recuperación tras intervenciones ortopédicas.
  • Enfermedades crónicas de tipo neurológico, respiratorio, cardíaco, reumatológico o metabólico

Drenaje Linfático

El drenaje linfático se usa con un fin médico en diversas patologías, como en linfedemas y edemas postquirúrgicos, complicaciones linfática, entre otras; o bien, con un fin estético, como por ejemplo en celulitis, acné… .La acumulación del líquido de la linfa y su no eliminación en el torrente sanguíneo, puede conllevar problemas como:

  • Edemas. (post-quirúrgicos, post-traumáticos, premenstruales, del embarazo…)
  • Celulitis
  • Hipotiroidismo
  • Artrosis
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Migrañas, dolor de cabeza, vértigo
  • Artritis
  • Acné
  • Varices, Hematomas
  • Trombosis. Hipertensión
  • Fibromialgia…

El drenaje linfático es aconsejable en el tratamiento de determinadas patologías de carácter infeccioso, dermatológico, alérgico o reumático, y también en tratamiento de edemas por radiación, quemaduras o metástasis.

El drenaje linfático proporciona, además, buenos resultados en el plano estético, combatiendo arrugas, celulitis, bolsas en los ojos, piernas pesadas y aún la pérdida de cabello.

El drenaje linfático consigue la eliminación de toxinas aplicando a terapias manuales que activan la circulación linfática. Se realiza con masajes que estimulan los vasos y ganglios linfáticos, produciendo la eliminación del exceso de líquido.

El sistema linfático, compuesto por vasos capilares, conductos y ganglios linfáticos forma parte del sistema inmunitario del cuerpo humano, y se encarga del drenaje de moléculas que no puede llevar el sistema sanguíneo, a la vez que produce y distribuye células y anticuerpos fundamentales para la defensa del organismo.

El sedentarismo, la contaminación y algunos hábitos alimentarios perjudican al sistema linfático. El drenaje linfático se dirige a aumentar la movilidad en los líquidos del cuerpo humano, evitando la acumulación de sustancias en el líquido intersticial.

La estimulación del sistema linfático se efectúa aplicando masajes suaves directamente sobre la piel en las zonas del cuerpo donde se encuentran los ganglios, produciendo una sensación relajante.

 

 

Recuperación Postraumática

El tratamiento fisioterapéutico puede contribuir a mejorar los resultados de la mayor parte de las intervenciones realizadas habitualmente por el traumatólogo.

La cirugía, necesaria para solucionar un buen número de enfermedades, supone sin embargo una agresión física a los tejidos de las zonas implicadas, con frecuentes efectos como la aparición de cicatrices o adherencias que alteran y limitan la función de los tejidos afectados.

Una gran parte de los dolores y patologías relacionados con músculos, tendones, articulaciones, ligamentos y huesos pueden ser tratados, tanto en la fase inflamatoria más aguda como en la fase crónica, mediante los agentes físicos propios de la fisioterapia, evitando en muchas ocasiones los efectos secundarios negativos de un tratamiento exclusivamente quirúrgico o farmacológico.

El fisioterapeuta especialista en traumatología realiza, a partir del diagnóstico médico, una valoración detallada del paciente a partir del cual desarrolla unprotocolo de acción terapéutica encaminado principalmente al:

Alivio del dolor.

Reducción de la inflamación.

Recuperación de la movilidad.

Recuperación funcional del paciente.

Tratamientos que contribuyen a una más rápida y segura recuperación de las zonas afectadas, evitando secuelas y acortando el período de convalecencia.

Para ello utiliza técnicas de masoterapia, kinesioterapia, magnetoterapia, electroterapia, ultrasonoterapia, hidroterapia, FNP (estiramientos analíticos en fisioterapia), y todas cuantas derivadas de los agentes físicos considere oportuno realizar.

La fisioterapia traumatológica, o recuperación física de un paciente traumatológico, es una prescripción médica y debe ser realizada íntegramente por un fisioterapeuta para garantizar la eficacia del tratamiento.

Accidentes Laborales y Domésticos

FRACTURA

Una fractura es la perdida o interrupción de la continuidad ósea o cartilaginosa.

LUXACION
Una luxación o dislocación es una lesión de las articulaciones (donde dos o más huesos se unen) en la que los extremos de los huesos se salen de sus posiciones normales.
Las luxaciones suelen producirse en las articulaciones principales (hombros, caderas, rodillas, codos y tobillos), aunque también pueden darse en las pequeñas articulaciones de los dedos, y los pulgares.
ESGUINCE
Es una lesión de los ligamentos, tejidos blandos de características elásticas y firmes que rodean las articulaciones y permiten su movilidad. Cuando sufren una elongación exagerada, se origina el esguince.

Los esguinces se clasifican en tres niveles según su gravedad:
• Leve: se estira el ligamento, pero no se rompe. No hay pérdida de función ni hematoma (moretón). El dolor y la inflamación son leves y se resuelven con rapidez.
• Moderado: hay un desgarro parcial de la fibra. El dolor va de mediano a intenso, la hinchazón aumenta y la movilidad se dificulta. Se forma hematoma.
• Grave: la rotura es total. Hay mucho dolor inicial y una inflamación evidente. El paciente puede quedar imposibilitado para moverse con libertad por varios días.

TRAUMATISMO CRANEOENCEFALICO
Afectación del cerebro causada por una fuerza externa que puede producir una disminución o disfunción del nivel de conciencia y conlleva una alteración de las habilidades cognitivas, físicas y/o emocionales del individuo.
Existen dos procesos diferentes involucrados en la mayoría de los TCE: una lesión primaria, que es causada directamente por el propio impacto y un conjunto de lesiones secundarias, que son el resultado de las complicaciones locales y de otros sistemas corporales.
Aunque los accidentes de tráfico representan la causa más importante, alrededor del 73%, muchos están ocasionados por caídas, agresiones, precipitaciones y otras lesiones

Accidentes de Tráfico

La fisioterapia es muy recomendable, tras sufrir un accidentes de tráfico, para la recuperación de las lesiones más frecuentes:

  • Esguince cervical, latigazo cervical y otras lesiones cervicales.
  • Dorsalgias y lumbalgias.
  • Traumatismo craneo-encefálico (habitual en accidente de coche o atropello).
  • Fracturas:  Las hay de muchos tipos, abiertas y cerradas, limpias o con astillamiento del hueso, etc
  • Lesiones de rodilla: contusion de rodilla, gonalgia, rotura o esguince de ligamentos.
  • Lesiones en el hombro: tendinitis, subluxación, rotura de rotadores.
  • Contusiones en tobillo, caderas y otras articulaciones.
  • Traumatismos de todo tipo.
  • Protusiones discales y hernias discales.
  • Lesiones cerebrales: hemiplejia, hemiparesia…
  • Vértigos, mareos, cefaleas, …

En SOÑEIRO Fisioterapia somos especialistas en el tratamiento de lesiones y traumatismos y secuelas causados por los accidentes de tráfico:

  • empezará a recuperar la movilidad y estabilidad (cuello, hombro, rodilla…) con terapia manual
  • y una vez recuperada la movilidad perdida, el siguiente objetivo será recuperar la fuerza. Así el fisioterapeuta hará con usted ejercicios y le enseñará para hacer en casa, ejercicios para entrenar y fortalecer la musculatura.

Cuanto antes se empiece con la rehabilitación, antes se producirá la recuperación. Por ello, lo recomendable sería un inicio del tratamiento fisioterapeutico inmediato o poco después de haberse producido el accidente de tráfico.

 

Dolores Articulares

Los dolores neuromusculares y los dolores articulares (artritis, artrosis, artritis,
traumáticos, fibromialgias, fatiga crónica, …) son frecuentes en nuestro modo de vida sedentario, con jornadas laborales largas, junto con el trabajo doméstico.

El dolor muscular y el dolor crónico de espalda, hombros o rodillas es un problema generalizado, a causa de problemas cervicales o de lesiones en la columna vertebral que pueden estar originados por factores de tipo mecánico (exposición a vibraciones, el manejo, levantamiento y sostenimiento de cargas, posturas inadecuadas repetidas, debilidad muscular, … o factores psicológicos (estrés). Si a lo largo del tiempo no se corrigen estos factores, la lesión se agrava al afectar al nervio.

El dolor en los hombros, codos, pies y dedos y en las manos, rodillas y caderas, rodillas, pueden también estar ocasionados por un problema de espalda no corregido que se mantiene en el tiempo.

La medicina moderna no encuentra fáciles soluciones para eliminar estas frecuentes molestias

Debidamente diagnosticado y aplicado por un fisioterapeuta especializado, el tratamiento físico resuelve de forma eficaz gran cantidad de patologías causantes de dolor y disfunción, como -además de las relacionadas anteriormente- contracturas musculares, esguinces, desviaciones, tendinitis y otros procesos que afectan a músculos y articulaciones.

Especialmente, los dolores o malestar en el aparato locomotor como consecuencia de traumatismos, sobreesfuerzos, el mantenimiento de posturas incorrectas o movimientos repetitivos, pueden ser tratadas mediante manipulaciones, masaje, estiramientos, aplicación de frío, calor o corrientes eléctricas.

Recuperación Ortopédica

El tratamiento fisioterapéutico puede contribuir a mejorar los resultados de la mayor parte de las intervenciones realizadas habitualmente por el traumatólogo.

La cirugía, necesaria para solucionar un buen número de enfermedades, supone sin embargo una agresión física a los tejidos de las zonas implicadas, con frecuentes efectos como la aparición de cicatrices o adherencias que alteran y limitan la función de los tejidos afectados.

Una gran parte de los dolores y patologías relacionados con músculos, tendones, articulaciones, ligamentos y huesos pueden ser tratados, tanto en la fase inflamatoria más aguda como en la fase crónica, mediante los agentes físicos propios de la fisioterapia, evitando en muchas ocasiones los efectos secundarios negativos de un tratamiento exclusivamente quirúrgico o farmacológico.

El fisioterapeuta especialista en traumatología realiza, a partir del diagnóstico médico, una valoración detallada del paciente a partir del cual desarrolla un protocolo de acción terapéutica encaminado principalmente al:

Alivio del dolor.

Reducción de la inflamación.

Recuperación de la movilidad.

Recuperación funcional del paciente.

Tratamientos que contribuyen a una más rápida y segura recuperación de las zonas afectadas, evitando secuelas y acortando el período de convalecencia.

Para ello utiliza técnicas de masoterapia, kinesioterapia, magnetoterapia, electroterapia, ultrasonoterapia, hidroterapia, FNP (estiramientos analíticos en Fisioterapia), y todas cuantas derivadas de los agentes físicos considere oportuno realizar.

La fisioterapia traumatológica, o recuperación física de un paciente traumatológico, es una prescripción médica y debe ser realizada íntegramente por un fisioterapeuta para garantizar la eficacia del tratamiento.

Tonificación Muscular

Tonificar es sinónimo de endurecer, fortalecer, sin necesariamente aumentar la masa muscular en forma exagerada. Se puede estar delgado, pero tonificado. Es un estado en donde la musculatura en reposo, adquiere un tono de base mayor al habitual.
La tonificación muscular es la contracción parcial, pasiva y continua de los músculos, por la cual un cuerpo en reposo se mantiene firme. Se adquiere por la acción de los impulsos nerviosos motores y refleja (reflejo miotático).

La tonificación corporal puede modificarse a través de ejercicios de fuerza y flexibilidad, debido a que todo movimiento comporta una influencia del sistema nervioso. Las terapias corporales alternativas, mediante la manipulación asistida, o empleando ejercicios de conciencia corporal también pueden llegar a modificar el tono muscular hacia arriba o hacia abajo, según corresponda.

No es necesario levantar grandes pesos para hacer crecer los músculos para lograr tonificar. Sino, activar y ‘desafiar’ al sistema muscular suficientemente, de modo de modificar el estado neuronal que regula el tono en reposo

Los ejercicios isométricos, el Método Pilates, los deportes, la electroestimulación, entre otras actividades en donde existe cierta participación muscular aumentan el nivel de tonificación. Con muchas repeticiones (15 a 30) y poca carga de trabajo (30-50% 1RM) se puede completar una rutina que sirve para aumentar la tonificación corporal.

En SOÑEIRO Fisioterapia te prescribimos una secuencia de movimientos propios de las terapias corporales, en donde se reestablece el tono muscular adecuado mediante estimulación de la vía refleja.

footer scripys tz toolkit